Más vale prevenir que lamentar

Estimada comunidad,

En esta época de tanta incertidumbre, viene a mi mente aquel refrán: “Más vale prevenir que lamentar”. Debemos estar prevenidos en todos los aspectos, pero en particular en el tema que siempre nos convoca, la “salud inmobiliaria”. Me refiero a la propiedad inmueble. He advertido lo siguiente:

  1. Hay muchas personas que no tienen los documentos de sus propiedades inmuebles en orden. Por ejemplo: 
  1. pasan los años y no formalizan sus minutas de compra venta, 
  2. Las sucesiones intestadas no han culminado sus procesos y no están inscritas, 
  3. Los mismos inmuebles en donde viven figuran en los Registros Públicos a nombre de los propietarios anteriores, etc.
  1. Otro problema bastante generalizado son los contratos de arrendamiento. A veces la relación de arrendamiento continúa, pero el contrato se encuentra vencido, lo que conlleva riesgos para ambas partes; o el contrato se ha renovado en forma automática, pero conservando cláusulas que por diversas razones han devenido inaplicables o inconvenientes. Etcétera.
  1. Lamentablemente no podemos descartar la llegada de un quinquenio político desafiante para nuestro patrimonio inmobiliario. Siendo así, permíteme estas observaciones: 
  1. en el caso que tengas más de una propiedad inmueble podrías evaluar la conveniencia de distribuirlas mediante anticipos de herencia; 
  1. Te recomiendo que revises si la partida registral de tu inmueble cuenta con cargas, embargos antiguos o cualquier acto que complique su transferencia;
  2. Si tienes un inmueble en copropiedad podrías individualizarlo mediante división y partición; 
  1. Si la custodia física de tu inmueble está a cargo de un guardián o alguien “de confianza”, recomiendo que documentes el status legal de la persona que ocupa tu inmueble. Así evitarás futuros procesos de prescripción adquisitiva que te despojen de tu propiedad. 
  1. Finalmente, no olvidemos que vivimos una crisis sanitaria sin precedentes y que, para no agregar conflictos y rencores familiares al dolor de las pérdidas humanas, es conveniente otorgar testamento oportunamente y zanjar por anticipado futuras controversias entre hermanos u otros parientes.

En resumen, procuremos formalizar y perfeccionar el sustento jurídico de nuestras propiedades inmobiliarias y liberaremos nuestro futuro personal de problemas perfectamente evitables.

Deja tu consulta

Logo-final

Taboada Abogados © 2020 Todos los derechos reservados - Desarrollado por Alef Advertising

Subir